Mesa abiertaRedacción

Guillermo de Vílchez (MAZ): “Veremos robots cirujanos operando con garantías”

  • Guillermo de Vílchez, director gerente de MAZ, analiza en la Mesa Abierta de Club Cámara las perspectivas de futuro del sector de las mutuas.

Durante 2018 atendieron 308.000 consultas médicas, más de 100.000 pruebas diagnósticas y 54.000 urgencias… Estas son las cifras que exhibe Mutua MAZ, la gestora de coberturas a trabajadores con origen en Zaragoza y presencia en toda España. Guillermo de Vílchez, director gerente de la firma, visitó la Mesa Abierta, el formato de entrevistas de Club Cámara patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros, para repasar de la mano del economista Juan Royo la trayectoria de una compañía que es sinónimo de tranquilidad para los 650.000 trabajadores que confían en su protección.

¿Qué son las mutuas hoy? De Vílchez contribuye a aclarar conceptos definiendo las mutuas como “entidades privadas que colaboran con la Seguridad Social para dar cobertura a los trabajadores, de cuyas cuotas una parte va destinada a las mutuas para que puedan desarrollar esta labor”. El directivo explicó que esto se traduce en seis tipos de prestaciones: salud laboral, que comprende la asistencia sanitaria y prestación económica en caso de enfermedad o accidente laboral; prestación económica por accidente no laboral, esto es, tramite y pago de la baja; baja por riesgo de embarazo y lactancia; prestación por el cuidado de menores enfermos al cargo; cese de actividad de trabajadores autónomos -la conocida como “baja de los autónomos”-; y, por último, actividades preventivas frente a los riesgos laborales. En la actualidad la Seguridad Social cuenta con 19 mutuas colaboradoras, de las cuales MAZ es la octava por volumen de cuotas recaudadas.

VÍDEO COMPLETO | Mesa Abierta con Guillermo de Vílchez (MAZ)

De Vílchez destaca que “MAZ tiene la innovación en su genética, hemos ido por delante en muchas cosas”. Así, cita algunos hitos, como el primer reimplante de una mano completa, realizado en 1981 o el soporte médico a escaladores en el Himalaya en 1983 -“un precedente de la teleconsulta”, indica-; más recientes, destaca la realización de operaciones quirúrgicas guiadas por ordenador, en 2009, o el análisis de los restos de los Reyes de Aragón realizado en 2011 mediante tomografía computerizada.

Esta filosofía de ir siempre a la vanguardia les permite afrontar con mayor seguridad los grandes retos de futuro que se abren para el sector de la salud. “Vemos que vuelven enfermedades que ya se daban por controladas, que la contaminación está generando afecciones directas a la salud… y, sobre todo, que crece la esperanza de vida, lo cual es una buena noticia, pero genera nuevos problemas, porque suben los costes al tener cada vez más enfermos crónicos o con pluripatologías. Los recursos son limitados, y además en España tenemos una carencia de especialistas; hay cada vez más pacientes y menos medios, y eso genera un escenario de dificultad”.

Guillermo de Vílchez, MAZ

Guillermo de Vílchez, director gerente de MAZ. Fotos: Arturo Gascón

Guillermo de Vílchez se pregunta, ante las previsiones de que la esperanza de vida se prolongue hasta los 120 años, cómo se logrará alcanzar esa edad con salud. “La tendencia va hacia la innovación tecnológica y la aplicación de la inteligencia artificial, pero tendrá un coste, y hay que ver cómo se hará sostenible sin que se creen divisiones entre quienes puedan costearse la asistencia y los tratamientos y quienes no”.

El director gerente de MAZ augura que “habrá sistemas informáticos los suficientemente inteligentes para hacer diagnósticos, algo que exigirá cambiar las perspectiva del paciente, que no verá la cara de un médico, pero podrá resolver sus dudas a través del móvil”. En un territorio como Aragón, ese avance en la telemedicina puede contribuir a limar las diferencias asistenciales entre ciudad y medio rural. De Vílchez advierte de que hay que ir mentalizándose para ver “robots cirujanos operando con garantías”.

Manejar recursos públicos, que implican a un gran número de trabajadores en un asunto tan crucial como la salud, exige un alto nivel de eficiencia en la gestión. “La clave es tomar decisiones basadas en evidencias, y contamos con mucha información para tener ese conocimiento. Si el trabajador está feliz, rinde más; esto es una evidencia, y en esa línea nos movemos. Estamos teniendo unos resultados increíbles”, asegura De Vílchez. La excelencia en la gestión es “un concepto 100% subjetivo”, pero para MAZ es “tener trabajando en un mismo proceso a sanitarios, administrativos, gestores… para encontrar la solución a un problema o necesidad. Creemos en el trabajo horizontal con equipos multidisciplinares, porque al final el objetivo es darle el mejor servicio al paciente en todos los niveles de su relación con MAZ“.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies