Mesa abiertaRedacción

Daniel Vecino: “‘El plan del héroe’ está pensado para agitar un negocio en tiempo récord”

  • El zaragozano Daniel Vecino es el creador de ‘El plan del héroe’, un método ‘gamificado’ y ágil que pensado para desarrollar una estrategia empresarial de éxito.
Daniel Vecino

Daniel Vecino, en las instalaciones de Redacción Club. Fotos: Arturo Gascón.

Tras una intensa trayectoria en el sector empresarial, zaragozano Daniel Vecino decidió hace unos años dar un giro a su carrera y especializarse en estrategia ágil y neuromarketing. Fruto de ese camino surgió ‘El plan del héroe‘, un libro que es más que eso: es un manual para desarrollar una estrategia empresarial y profesional enfocada, diferente y memorable. Para hablar de este proyecto, Redacción Club convocó a Vecino a una mesa abierta, en la que desgranó algunas de las claves de su método.

Cuando los móviles daban sus primeros pasos hacia su transformación en ‘smartphones’ -“Nokia reinaba y las pantallas aún eran en blanco y negro”, recuerda- Daniel Vecino estuvo ahí con la empresa SevenClick. Estar en un sector que se inventaba casi desde cero le permitió aprender “a una velocidad brutal”, y ya entonces descubrió la importancia de la comunicación: “Todo el equipo técnico dedicaba un porcentaje de su tiempo a generar contenidos, había que ‘evangelizar’”.

IMG_9761

De aquella primera experiencia, a la que seguirían otras, Vecino extrajo que “las claves que se han dado durante los últimos 50 años para montar un negocio no es que no sean válidas, sino que no están adaptadas al ritmo actual”.  En esta reflexión está estaba ya la semilla de lo que acabaría siendo ‘El plan del héroe’.

Todo aquello que se supone que había que hacer para montar un negocio -‘dafos’, planes estratégicos, de negocio…- no me funcionaba, no me daba la velocidad que exigía el mercado. Lo veía en mis propias empresas y en otras con las que colaboraba. Empecé a investigar, descubrí cosas como Lean Starup o Business Model Generation, y lo incorporé a mis propios proyectos”, relata Vecino. “Aportaban mucho valor, pero solo en la parte del desarrollo del modelo de negocio. Mi labor era ejecutor esos modelos, ponerlos en acción, y ahí es donde me fallaban. Llegué a pensar que el que fallaba era yo”.

IMG_9783

“Me apunté a un taller de Ash Maurya, referente del mundo Lean, solo para preguntarle cómo pasaba del modelo de negocio al plan de acción, y me reconoció que no lo sabía. ‘Si sabes cómo hacerlo, dímelo’”. “Tras unos meses, me puse en contacto con él para explicarle mi proyecto, y aceptó prologar lo que acabó siendo ‘El plan del héroe’”, rememora el consultor.

“Al final, se trata de innovar, lograr cambios positivos significativos, buscar diferenciarte, y con lo que había no se podía trabajar esto de forma conjunta. Otro aspecto importante que me llevó a este camino fue la conciencia de que la competencia es global, y eso obliga a ser memorable, esto es, que la gente te recuerde en el momento preciso como alguien capaz de resolver su problema”.

IMG_9766

Un aspecto llamativo de ‘El plan del héroe’ es su cuidada puesta en escena, algo que siempre ha sido una constante en la carrera de Vecino. “Llamar la atención es fundamental, pero tiene que haber algo detrás. En mi método es muy importante la ‘gamificación’, aplicar procesos de juegos a cuestiones serias. ¿Por qué? No es porque esté de moda, sino porque había una necesidad en el mercado de que personas sin conocimientos de marketing y estrategia pudieran acceder y aplicar el método igualmente”, explica. “La ‘gamificación’ permite a todos los departamentos de una empresa a colaborar entre sí, hablando del héroe, de poderes, del inocente en peligro, el villano… Son cosas que todo el mundo entiende”.

IMG_9815

Otra de las claves de ‘El plan del héroe’ es que genera un modelo sobre qué emociones se pueden despertar en el consumidor, un apartado al que ha dedicado dos años de investigación: “Aquí no hay recetas mágicas, es ciencia. Quería saber cómo funciona nuestro cerebro y plasmar los principales avances en el libro”, asegura.

En ‘El plan del héroe’ también hay, entre otras transgresiones, una pirámide de Maslow invertida. “Es una gamberrada -cuenta Vecino-, pero tiene su sentido”. Y es que, como explica, “en la actualidad, antes que comer, nos preocupan otras necesidades como la seguridad, el reconocimiento o el sentido de pertenencia…”.

IMG_9752

¿Para quién recomienda Daniel Vecino su plan y en qué situación puede ser de ayuda para una empresa o emprendedor? “ Está destinado a quien esté pensando en reconducir su carrera profesional, para una star-up, para una gran empresa que se quiere reinventar… Todos ellos tienen la necesidad de agitar su negocio, pero con resultados en un tiempo récord. Para que la gente se haga una idea, mis talleres en una empresa no duran más de 3 o 4 horas, y en ese tiempo la metemos por completo en la centrifugadora”.

IMG_9738

LA OPINIÓN DEL EXPERTO: RAMÓN AÑAÑOS

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Es la de Daniel una personalidad sorprendente. Con muchas facetas, algunas muy interesantes y otras, directamente geniales.

Es un visionario. Daniel, con sus primeros proyectos fue pionero en tecnologías que ahora nos parecen básicas, pero que hace 12 años iban por delante de todo lo conocido. Apostó por las aplicaciones móviles años antes del iPhone, es decir, no solo antes del teléfono que inauguró la era de la popularización de los smartphone, sino de la existencia del concepto mismo de plataformas de aplicaciones.

Antes de eso, fue de algún modo testigo y parte del trozo de la historia de Internet en España que protagonizaron Santiago Baselga y el genial Ramón Martinez -Rampa – y su EncomIX, que allá por los primeros años de la década de 1990 dio el paso de convertir un servidor BBS en uno de los primeros nodos de la Internet española.

Por otro lado, Daniel es un emprendedor. Allí donde ha visto oportunidades, ha confiado en su iniciativa para, solo o al lado de socios que complementaban sus capacidades, lanzarse a explorar negocios nuevos. Además ha hecho de todo. Ha liderado proyectos con un indiscutible perfil técnico, pero después, se le ha podido ver más cómodo asumiendo roles de marketing y de gestión.

En resumen, parecería que estamos ante alguien inquieto y con talento que está cómodo lanzándose a explorar las oportunidades que se le presentan. Un emprendedor “profesional” de esos que antes hacían carrera en las grandes empresas pero ahora están más cómodos en entornos más abiertos, menos constreñidos… Pero no es así precisamente. Creo que no. Daniel es otra cosa.

Daniel tiene dos enormes talentos que lo han llevado a donde está ahora mismo. Que explican el éxito que está teniendo con su último proyecto, ‘El plan del héroe’.

Por un lado, el gran orden organizativo mental que le supone su trasfondo de ingeniero lo ha puesto al servicio de, podríamos llamarlo así, la arquitectura de conceptos. Ha creado un sistema conceptual -un modelo de gestión estratégica- completo, coherente y muy bien estructurado de cara a su difusión… Y aquí encontramos su segundo gran talento diferencial.

Daniel es un extraordinario comunicador. Tiene un instinto para la comunicación que es, realmente, muy poco común. Es su orden mental, su aplomo y expresividad gestual tan precisa, es la forma como viste, son lo claras que tiene las ideas y la agilidad con la que las conecta y la forma como sabe que se van a entender mejor.

Daniel tiene una gran vena teatral -memorables fueron las puestas en escena de las presentaciones de sus primeros proyectos de los que fui testigo hace ya 12 o 13 años (Daniel, yo estaba presente en ese primer foro empresa de 2004 cuando debutaste con Alfonso Lahuerta) – que modula en un registro contenido en sus entrevistas y presentaciones públicas- se permite algo de alegría adicional en sus dinámicas de trabajo en empresas, pero que deja volar a sus anchas en el diseño de la iconografía que acompaña a sus materiales impresos y de vídeo.

Además de todo eso, este esquema que ha creado con ‘El Plan del héroe’ -el modelo que ha construido con no poca investigación- y la técnica para convertirlo en un producto de divulgación, consultoría y de formación medido, lo ha empaquetado de tal manera que lo está comercializando en un régimen de franquicia o licencia que le permite explotarlo con economías de escala más propias de otros productos.

Daniel es un fuera de serie.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR