ActividadesMesa abierta

Cristian Rovira (Grupo SIFU): “No me compres para ayudarme, cómprame porque lo hago bien”

  • Cristian Rovira, vicepresidente de Grupo SIFU, visitó la Mesa Abierta de Redacción Club para explicar el modelo de este centro especial de empleo con implantación en toda España.

Cristian Rovira defiende la “Responsabilidad Social Competitiva” frente a la Resposabilidad Social Corporativa. El vicepresidente del Grupo SIFU, uno de los puntales de esta compañía desde su fundación hace más de 25 años, visitó la Mesa Abierta de Redacción, el formato de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros, para explicar el modelo de esta compañía que aboga por “hacer bien el trabajo, y hacer el bien con el trabajo”, en palabras de su directivo.

Rovira empezó a colaborar con Grupo SIFU cuando aún era un estudiante de Administración y Dirección de Empresas. “Ahora están de moda los ‘Facility Services’ con personas con discapacidad, pero hace dos décadas se hablaba de ‘limpieza con minusválidos’, algo que nadie quería entonces, cuando eran habituales expresiones peyorativas para referirse a estas personas, incluso en la legislación”, recuerda Rovira. “Cuando hoy explicamos lo que hacemos nos dicen “qué bonito”, pero hay que tener en cuenta de dónde se viene, y que entonces no se entendía esto y se veía como una acción de caridad”.

VÍDEO COMPLETO | Entrevista a Cristian Rovira, de Grupo SIFU

Hoy, Rovira habla de “satisfacción” al hacer balance de Grupo SIFU. “Tenemos que ganarnos la vida, pero si además tenemos la oportunidad de sentirnos realizados, construyendo un mundo mejor, eso no tiene precio. Ver a aquellas personas, conocerlas… me engachó a la causa. Sobre todo, pude ver las enormes capacidades que tenían, y que el gran muro que existía entonces para ellos se podía superar”. El vicepresidente del grupo afirma que “las personas con discapacidad pueden hacer cosas muy bien, y más cuando cuentan con una alta motivación que es el empleo, la mayor forma de integración en la sociedad”.

Con esta filosofía surgió Grupo SIFU en 1993 en Barcelona, desde donde, cuando comprobaron que el modelo era un éxito, dieron el salto a toda España. El primer lugar donde abrieron delegación fue en Zaragoza, en 2000, “por cercanía y porque históricamente ha sido una ciudad de prueba para los negocios”. Hoy cuentan con 35 oficinas en España, y en 2018 abrieron su primera sede en Francia: “Es una gran satisfacción, porque no existen modelos de internacionalización de negocios sociales y es uno de los primeros casos. Si funciona, pensamos intentarlo a nivel europeo”.

Cristian Rovira, Grupo SIFU

Cristian Rovira, vicepresidente de Grupo SIFU. Fotos y vídeo: Arturo Gascón.

Grupo SIFU presume de “hacer la selección de personal al revés que cualquier organización: nosotros miramos primero a la persona, y luego le buscamos en qué trabajo encaja“. En la actualidad, la compañía da empleo a 4.500 personas, un 30% de ellas con grandes discapacidades tanto intelectuales como físicas. Entre sus servicios, están limpieza, jardinería, mantenimiento…, además de consultoría y recursos humanos, con una ETT social.

“Históricamente, el servicio con personas discapacitadas se vendía por su factor social: ‘cómprame para ayudar a esta gente’, en lugar de priorizar el producto o el servicio. Esto suponía una pérdida de oportunidades, porque así no se logra la integración real. Nosotros le dimos la vuelta: queremos que cuentes con nosotros porque te damos un buen servicio, eficaz y a un precio competitivo. Cómprame porque lo hago bien. La profesionalidad y gestión empresarial son nuestro valor diferencial en el sector”, argumenta Rovira.

“A veces se nos acusa de hacer negocio con lo social, pero es algo que nos tiene que enorgullecer. Si quieres construir un mundo mejor, monta una fundación o una oenegé, y si quieres ganar dinero, monta una empresa. Nosotros creemos que se pueden hacer las dos cosas a la vez: hacer un proyecto social y ganar dinero con él. Es la única manera que tenemos de cambiar el mundo, porque el 80% del PIB a nivel mundial se mueve en el sector privado”. Para Rovira, el cambio exige que el consumidor concienciado encuentre en el mercado “un producto competitivo” ajustado a su forma de pensar.

Cristian Rovira, Grupo Sifu

Por eso, Rovira habla de “Responsabilidad Social Competitiva”, concepto que da título a su libro. Para el directivo, “la Responsabilidad Social Corporativa de toda la vida surge cuando a una empresa le va bien y se plantea hacer algo más, montando un departamento de RSC. Cuando las cosas van mal, es lo primero que se van a cargar”. En cambio, “la Responsabilidad Social Competitiva es aquella que está en el ADN de la compañía, desde la primera persona que pones a trabajar, y crece de forma paralela al negocio. Es además un factor de diferenciación, y por tanto un elemento de competitividad”. Para Rovira, las empresas con esta filosofía “se van a llevar a los consumidores, pero también el talento, porque cada vez más personas querrán trabajar en este tipo de compañías”.

“Preferimos convencer del proyecto por la rentabilidad que por el buenismo”, concluye Cristian Rovira.

 

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies