Mesa abiertaRedacción

Chema Pascual (Newlink): “Mandar a tus hijos a estudiar al extranjero supone un acto de confianza muy importante”

  • El director general de Newlink repasa en la Mesa Abierta de Club Cámara la trayectoria de la empresa líder en cursos de idiomas en el extranjero.

“Learn, travel and enjoy!”. Desde que se fundó Newlink han pasado 21 años, en los cuales “hemos explorado todos los ámbitos posibles en el aprendizaje de idiomas”, explica su fundador y director, Chema Pascual. En dos décadas, lo que empezó siendo una pequeña academia en Huesca ha dado el salto a convertirse en marca de referencia en cursos de idiomas en el extranjero, siendo la mayor adjudicataria de contratos públicos del sector. El directivo visitó la Mesa Abierta de Redacción, el espacio de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros, para repasar la trayectoria de una marca que continúa evolucionando y que se prepara para dar un nuevo salto en su negocio.

Chema Pascual se define como “el típico niño que en las fotos de escuela salía movido; siempre he sido muy inquieto”. Su pasión por la enseñanza le llevó a estudiar Magisterio de Primaria, en la especializad de lengua inglesa, pero pronto descubrió que “me gustaba tanto la enseñanza que no podía trabajar en la enseñanza reglada, porque con 35 niños por aula no podía desarrollar todo lo que yo creía necesario… Así que junto a mi socio de entonces nos tiramos a la piscina de emprender”.

Vídeo completo | Mesa Abierta con Chema Pascual (Newlink)

Pascual define Newlink como “una empresa de servicios”, en la que trabajan regularmente casi 50 personas, la mitad de ellos fijos a jornada completa, y puede llegar a tener picos de 200 empleados en temporada alta de cursos veraniegos. Newlink tiene varias áreas de negocio, detalla Pascual. La primera y originaria es la academia de idiomas, con un centro en Huesca con unos 600 alumnos matriculados, al que pronto se sumará la apertura de otro en Madrid, primero de la red de franquicias que tienen previsto abrir en los próximos años.

Como derivada de la academia, cuentan con una línea de clases extraescolares en colegios, en la que mantienen “el mismo nivel de calidad que en nuestro centro, lo que requiere un esfuerzo importante en personal y estructura”. Además, imparten clases en entornos de empresa. “Siempre medimos el retorno de la inversión en formación en idiomas, por lo que pueden ver si se han cumplido los objetivos que tenían. Este discurso encaja bien en el entorno empresarial, pero también con los padres, que quieren tener indicadores de cómo sus hijos avanzan en el aprendizaje”, explica Pascual. A esta área de negocio sumaron los cursos en el extranjero, “lo que nos ha hecho crecer como compañía”, y que hoy supone su principal actividad.

“Hubo un momento en el que nos planteamos cerrar la academia y centrarnos en los cursos… Una noche, me desperté pensando que no podía ser. Me di cuenta de que si los alumnos no avanzaban no era porque en España tuviéramos más dificultades para los idiomas, sino porque fallaban los procesos de trabajo: los alumnos iban por un lado, y los docentes por otro. Así que fijamos un proceso muy definido, basado en objetivos que había que ir alcanzando. Confiamos tanto en este método que firmamos un contrato con los alumnos por el que nos comprometemos a garantizar el aprendizaje del idioma, y de momento nadie nos ha reclamado esa garantía”. Eso sí, puntualiza Pascual, “requiere constancia por parte del alumno, y también de sus padres, que a veces caen en la comodidad y no se preguntan por cómo avanzan sus hijos”. Una filosofía que van a trasladar a su red de franquicias.

Newlink apostó pronto por el marketing online. En 1998 abrió su primera página web . “Ahí poníamos los precios, y la gente me llamaba loco por darle pistas a la competencia. Yo les decía: «¡También son pistas para los clientes!»”. “Entonces era fácil, pero ahora en el sector de los cursos en el extranjero el coste de posicionarte online es tremendo”, cuenta Pascual, quien señala que en la actualidad “la fidelización de un cliente satisfecho es nuestro mejor embajador”. Por eso, “hacemos un gran esfuerzo en mejorar la experiencia del cliente, la medimos e introducimos constantes mejoras”, algo que extienden a toda la cadena en sus sus cursos en el extranjero, desde la contratación a las familias de acogida, pasando por el viaje.

El responsable de Newlink revela que “más de un 50% de la decisión de compra de un curso en el extranjero se basa en la recomendación entre padres”. Y es que “mandar a tus hijos a estudiar al extranjero es un acto de confianza muy importante, por eso buscan asegurarse al máximo”. “En Newlink no estamos vendiendo libros: trabajamos con personas, en su mayor parte adolescentes, y eso exige un alto nivel de profesionalización”. Además de la decisión parental, los chavales tienen mucho que decir: “Los buenos estudiantes toman la iniciativa de salir fuera a formarse, sobre todo las chicas -suponen más de un 70% de nuestros alumnos en el extranjero- que son más conscientes de la importancia que tienen los idiomas para su futuro”.

¿Cómo ha evolucionado el aprendizaje de idiomas en España en las últimas dos décadas? “Progresamos adecuadamente”, afirma Pacual. En ese camino es clave el sistema educativo: “Para convertir a un centro en bilingüe de verdad son necesarias dos cosas: una correcta formación del profesorado y una metodología adecuada. En Newlink trabajamos junto a las administraciones para mejorar ambos ámbitos”, señala.

 

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies