DestacadoMesa abiertaRedacción

Carmelo Heras, gerente de Casa de Ganaderos: “El Ternasco de Aragón es el mejor cordero de mundo”

  • Carmelo Heras, gerente de Casa de Ganderos, repasa su trayectoria profesional y desvela los retos de gestión de la empresa más antigua de España

¿Cómo es estar al frente de la empresa más antigua de España? Pocos directivos pueden presumir de gestionar el día a día de una institución con 800 años de historia como es Casa de Ganaderos. Tras una intensa trayectoria en otras importantes firmas alimentarias aragonesas (La Bella Easo, Chocolates Lacasa…), Carmelo Heras asumió en 2006 la gerencia de esta la cooperativa ovina fundada en Zaragoza en 1218 por el rey Jaime I. Para repasar estos ocho siglos de trayectoria, pero también los retos de futuro que afronta el sector del ovino aragonés, Heras visitó la mesa abierta de Redacción Club, el formato de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros.

Carmelo Heras inició su andadura profesional en 1991 en el departamento de marketing de Revilla, justo después de que esta gran marca cárnica se hubiera sido adquirida por la multinacional Unilever. “La compañía atravesaba una etapa convulsa, con pérdidas, por lo que fue un reto muy grande: había que sacar muchos productos y formatos nuevos, y muy rápido”, rememora. Aquellos tres años en Revilla fueron “un gran aprendizaje”, pero la tierra tira y regresó a Zaragoza para incorporarse a Chocolates Lacasa, pasando “de la mortadela a los Lacasitos”.

“Entrar en Chocolates Lacasa fue como pasar de ir de tripulante en un Boeing a pilotar tu propia avioneta; era un trabajo menos metódico pero más ágil. Lacasa se define por su innovación constante: solo hay que ver las nuevas variedades de turrón que lanza cada año. A este reto hay que añadir que gran parte de sus clientes son niños, con lo que cada siete años tienes una nueva generación a la que hay que volver a ilusionar”, explica Heras. Su estancia en Lacasa tuvo un paréntesis en La Bella Easo, en el que como director de marketing participó en un momento importante para la marca: la redefinición de su imagen y el lanzamiento del pan de leche, uno de sus productos estrella.

Carmelo Heras, Casa de Ganaderos

Carmelo Heras, gerente de Casa de Ganaderos.

Tras desarrollar una carrera centrada en el marketing, el salto a Casa de Ganaderos como gerente supuso “un cambio de mentalidad”. No solo por las funciones o el sector, sino por la propia idiosincrasia de la empresa, “una cooperativa donde los objetivos no están tan claros como en una empresa: aquí tan importante como la cuenta de resultados es dar el mejor servicio posible a los socios, garantizando que la institución perdure en el tiempo”.

Al respecto del cooperativismo, Heras reconoce que “tiene cierta leyenda negra en el mundo empresarial que conviene desmontar”. “Al ser sus proveedores los propios socios, los dueños de la cooperativa, se puede caer en el error de cierto paternalismo”, algo que en su caso evitan “intentando ser lo más justos posible, aquí con el pago de los corderos: a mayor calidad, más precio; a menor calidad, menos precio”. Una fórmula que debe regirse por “una transparencia y objetividad exquisitas que no dé lugar a ningún tipo de suspicacia”. Para que nadie quede atrás, la propia Casa de Ganaderos ofrece el servicio de asesoría y ayuda para mejorar la producción.

Carmelo Heras recalca que los 270 socios de Casa de Ganaderos “son ganaderos de ovino que sacan sus ovejas a pastar todos los días para criar corderos”. La misión de la cooperativa, detalla su gerente, es “recoger esos corderos, llevarlos a naves donde son clasificados y acabados de cebar, y luego venderlos al mejor precio posible”. La particularidad de esta materia prima – “los corderos tienen la mala costumbre de comer y crecer todos los días”- hace particularmente complicada la planificación, pero se programan los partos para desestacionalizar la producción.

IMG_3719

¿Cómo ve el oficio de ganadero? “Hay una visión romántica, a veces en exceso. Supone una vida sacrificada, trabajar siete días a la semana; hay ganaderos que no se han cogido un día de vacaciones entero en 20 años. En la actualidad, esto está cambiando: los jóvenes se organizan entre ellos para poder cogerse algún día libre. Con todo, sigue siendo un trabajo duro y con una remuneración muy justa, por no decir escasa”. Por todo ello, Heras insiste en la necesidad de poner en valor un trabajo que “cuida del campo”.

Casa de Ganaderos se encuadra dentro de la Indicación Geográfica Protegida del Ternasco de Aragón, “el mejor cordero del mundo”. “Hay otros, pero a nuestro gusto su carne es incomible; por eso fuimos pioneros en vender al mundo árabe, porque tenemos una materia prima de primerísima calidad cuyo sabor no hay que enmascarar cocinándolo con otros productos”. Una circunstancia que no es casual: “Eso se debe no solo a la edad del cordero, sino también a la raza y a la forma de cría, que hace que la grasa no solo sepa bien, sino que desde un punto de vista nutricional sea la más sana que existe”.

IMG_3743

Pasado y futuro

Cuando en 1218 los consejeros Jaime I -que entonces apenas tenía diez años, algo que se deja notar en su firma en el documento original- impulsaron el acta de fundación de Casa de Ganaderos, pusieron en marcha “uno de los primeros casos de deslocalización de empresas de la historia”, explica Heras. “Buscaban traer a Zaragoza la industria más importante de la época para asentar a la población cristiana en la ciudad, atrayendo consigo a todos los oficios relacionados con el ovino: esquiladores, curtidores, teñidores, amanuenses, luthieres… Hicieron de Zaragoza la gran ciudad que es hoy”.

En contraste con ese pasado, Casa de Ganaderos mira al futuro apostando por las nuevas tecnologías que pueden facilitar la vida de sus socios, como un proyecto de aplicación móvil que permitirá a los ganaderos pesar a los corderos con un simple enfoque de cámara. También trabajan para sustituir el crotal analógico -la identificación que se coloca al ganado en las orejas- por un modelo digital, un cambio que “daría unos beneficios increíbles en cuanto a control de la trazabilidad sanitaria y evitaría posibles fraudes” pero que, recuerda y reivindica Heras, “tiene que venir de la Administración”.

IMG_3735

Kalibo (4)

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies